Cobot en español

Escucha (y aprende) Un enfoque de coworking en Argentina

Marc Navarro
Mar 25, 2021
Escucha (y aprende) Un enfoque de coworking en Argentina

Read this article in English here.

Agustín D’Elio se autodefine como un joven emprendedor de 30 años. Después de estudiar dirección de empresas empezó a trabajar en una agencia de publicidad en la que conoció el coworking para luego decidirse por llevar a cabo uno:

“me gustaban mucho las dinámicas que se establecían entre las personas y quería emprender acompañado”.

De su carácter nos cuenta que es más instintivo que racional y bastante optimista. Sus compañeros de viaje Julian Chadwick, Matías De Caro y Andrés Williams, a los que también conoció mientras trabajaba, tres de ellos están activamente en Huerta.

“Queríamos crear un entorno en el que personas pudieran llevar a cabo sus proyectos y convertirnos en un punto de referencia en la ciudad de Buenos Aires”.

En la capital argentina la competencia es importante así que para saber cómo pensaban conseguir esto le preguntamos por la mirada de Huerta y de qué forma se diferencia de ella. Según nos cuenta, “Hit se ha vuelto muy corporativo, A3 es un hub tecnológico muy enfocado en empresas extranjeras, y La Maquinita, el proyecto que nos inspiró, se ha expandido mucho con 10 sedes y han franquiciado".

"Nuestro fuerte es la personalización, somos más locales y buscamos un impacto. Podemos hacerlo por la naturaleza de nuestros espacios y por cómo estamos organizados”.

Huerta se fundó en 2017 en un espacio de 150m2 del que saltaron a uno de 1500m2. En la actualidad dispone de dos espacios de 1500m2 cada uno. Sabemos que uno de los factores más complejos para cualquier espacio de coworking es mantenerse fiel al espíritu con el que se fundó. Existen espacios que varían su posicionamiento para adaptarse a una nueva realidad como nos contaba Ernesto de Olazával de Comunal pero Huerta cowork de momento están haciendo las cosas de un modo distinto y teníamos cierta curiosidad por saber más.

¿Vas a abrir un espacio de coworking?
La herramienta de gestión Cobot te ayuda desde el primer día

“Tenemos a tres de los fundadores trabajando en los espacios, estamos muy cerca de la acción. Por otro lado, hemos seleccionado un equipo para el 'frontdesk' que destaca por sus habilidades blandas. Son perfiles idóneos para un negocio de hospitalidad mientras que los socios tienen habilidades más 'hard' y trabajan en todo lo que los miembros no ven. Queremos que el personal no tenga que hacer nada que lo pueda alejar del servicio al cliente”.

Otro de los factores clave en todo esto es cómo se definieron los procesos para que todo funcionara.

“Echando la vista atrás quizá nos lanzamos con la primera expansión y deberíamos habernos esperado a tenerlo todo un poco más sólido: no teníamos procesos definidos, todo se hacía de palabra y se tuvo que crear todo sobre la marcha. A día de hoy existe un manual y procedimientos para prácticamente todo”.

La manera en cómo se creó, nos cuenta Agustín, fue bien simple: hacían ellos las tareas hasta que encontraban la manera más óptima y establecían un protocolo para la misma.

Ser cercanos, sin embargo, es mucho más que eso: “cuando hay un conflicto hay que acercarse y escuchar. Es ser flexibles cuando lo más fácil sería ser rígidos. Y la mejor forma de que nuestro equipo mantenga estos valores es tratarlos a ellos de la misma forma: no puedes exigir honestidad, transparencia y cercanía si no las tratas igual". Todo esto lo hacen desde el convencimiento de que si actúas de manera acorde a tus principios tendrás una comunidad que, dentro de las variables que ellos han marcado, será la que quieren tener, una comunidad que ve las cosas como tu: “es difícil porque te da más trabajo, tienes que analizar cada situación en particular, creo que si hago bien las cosas tendré a mi alrededor gente que haga bien las cosas”.

La orientación de su espacio nos obligaba a preguntar: ¿cómo construyes una comunidad?

“Preguntando, escuchando… son dos palabras importantes. Si no lo haces no conoces a tu comunidad. Conocer a los y las profesionales y las personas que vienen acá es fundamental para generar actividades que les sean relevantes y les generen oportunidades profesionales y sociales".

Agustín nos cuenta que querían que su comunidad fuese responsable, diversa y distendida. Es otras palabras, “queremos generar un entorno donde todo el mundo se sienta cómodo, todos y todas ellas, por eso tratamos de que nuestras actividades sean inclusivas”.

En el camino de Huerta para convertirse en un espacio inclusivo Agustín señala algunos puntos débiles que aun no han afrontado: “aunque hay paridad en el equipo todos los socios son hombres”. No disponen de un plan inmediato para afrontar esta preocupación pero son conscientes de que hay margen de mejora. Huerta {me había comentado previamente Agustín} acepta a todo el mundo en su comunidad pero la mayoría de sus miembros tienen entre 30 y 40 años. Le pregunté por la edad de sus empleadas y en el momento en que le hice la pregunta, una chispa de comprensión cruzó su rostro reconociendo al instante el problema: todas sus empleadas son muy jóvenes, no representan a su comunidad ni ofrecen una imagen diversa del espacio. Comprendió que están perdiendo la oportunidad de ser más inclusivos dentro de su propio equipo y que la diversidad no se aborda únicamente tratando de lograr la paridad de género: se logra observando esa paridad en muchos aspectos diferentes tanto de la base de miembros como en la composición del equipo.

Otra de las preguntas obligadas en estos tiempos que vivimos es como les afectó la llegada del COVID-19. “Nos llegó con un mes de retraso pero en abril de 2020 perdimos el 80% de nuestros miembros y de la facturación: a día de hoy estamos a un 55-60% de ocupación”. Agustín continua “recibimos peticiones de personas en situación de dependencia a quienes las empresas les pagan un cowork. Sin embargo, muchas de las empresas grandes no han llegado a abrir aún”. La parte positiva de todo esto según nos comenta es que empiezan a ver como empresas que antes de la pandemia jamás habían considerado el coworking como una opción ahora lo hacen: “empresas tradicionales, grandes o chicas, que operan en sectores tradicionales como la minería, el petróleo o fabrican colchones ahora se interesan por el modelo. Antes no nos llegaban, quizá iban a WeWork pero ahora el espectro se ha ampliado”.

La pregunta que nadie ha hecho a Agustín D’Elio es ¿por qué emprendes? Y la respuesta es que hace 5 años cuando empezó no lo sabía pero ahora se ha dado cuenta de que tiene la necesidad de bajar sus valores y visión a un entorno en el que los pueda compartir con el resto. ¿Qué le depara el futuro a Huerta Coworking? Es algo que veremos en los próximos años pero sin duda se enfrentan a un reto interesante: escalar más allá de lo que sus fundadores pueden ver con sus propios ojos a diario, ¿mantendrán su esencia?, ¿serán aún más inclusivos?, ¿seguirá Agustín bajando su visión y aplicando sus valores a la realidad de Huerta? El tiempo lo dirá, yo {como no puede ser de otra forma} espero que por el bien del coworking podamos responder sí a todas ellas.


Cobot ayuda a espacios de coworking alrededor del mundo a gestionar su negocio. Verás que nuestro software te ayuda a gestionar de manera más eficiente tu espacio y a tener una comunidad más dinámica y conectada. ¿Quieres probar Cobot y ver cómo te puede ayudar a automatizar tus tareas administrativas diarias? Suscríbete a una prueba gratuita o pídenos una demostración y contacta con nuestro equipo de soporte para que te hablen sobre los descuentos disponibles.

Feliz Coworking!

Marc Navarro

Coworking and organization consultant. Content Director of the CoworkingSpain Conference. Created the coworking with social return concept.